Saltar al contenido

Cómo conservar el jamón en el jamonero

Una vez abrimos el jamón tenemos que tener cuidado de que no se estropee dado que puede perder sus cualidades y no estamos hablando de un producto especialmente barato. Una buena conservación asegura que este igual de bueno como el día que lo abrimos.

Conservarlo una vez abierto

Lo primero es tener claro el objetivo, se trata de mantener el jamón como si lo acabáramos de abrir. Para esto necesitamos tener hidratado con grasa la parte abierta. Lo podemos hacer de dos formas:

  • Aprovechando los cortes de grasa blanca y poniéndolos en la parte abierta
  • Rascando un poco de grasa y untarla sobre la parte abierta

Finalmente, tapar con un film de plástico y cubrir con un trapo de cocina para taparlo de la luz del sol. Y para evitar que se enrancie, los trozos de grasa no deberías dejarlos más de 5 o 6 días. Al igual que tendrás que cambiar el film cada vez que lo abras.

Evitar a toda costa poner un trapo de cocina directamente sin el film o similares dado que es una fuente de suciedad y olores que se transmiten al jamón. Existe la costumbre popular de hacerlo así, pero lo desaconsejamos.

Cosas a evitar en la conservación del jamón una vez abierto

  • Taparlo con grasas amarillas que estén rancias que transfieran sabores y olores
  • Taparlo directamente con un trapo, con el paso del tiempo se ensucia y dará sabores raros
  • Evitar que al corte le de la luz
  • El jamón debe estar en una zona fresca y seca (evitar temperaturas altas y lugares muy húmedos)